by

CARIES DE PRIMERA INFANCIA O CARIES DE BIBERON

Las caries de la primera infancia, también conocida como caries de biberón es una enfermedad infecciosa, de evolución agresiva y rápida que afecta a la dentición temporal de niños de corta edad y que suele tener su inicio en las superficies lisas del diente, poco susceptibles a padecer caries en circunstancias normales.

El pico más elevado ocurre entre los 13 y los 24 meses, siendo su primera manifestación la lesión de “mancha blanca”. Estas lesiones siguen la forma del margen gingival de los incisivos superiores, en forma de “media luna” o semicircular .

 

Entre los factores de riesgo que intervienen en la aparición de la caries de la primera infancia se encuentran:

  • Deficiente higiene oral.
  • Biberón o lactancia materna a demanda y/o nocturna, prolongada en el tiempo y sin el control adecuado.
  • Consumo frecuente de carbohidratos fermentables.
  • Colonización oral bacteriana precoz, trasmisión vertical de la carga bacteriana procedente del entorno del niño, por ejemplo compartir cubiertos, limpiar su chupete “chupándolo” un adulto…etc.

 

LA PREVENCION NUESTRO PRINCIPAL ALIADO

La lactancia materna, es una opción elegida para la alimentación de los bebes y que es recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta los dos años de vida, pero es muy importante que vaya ligado a un habito de higiene oral continuo y eficaz “se deben limpiar los dientes del niño después de cada toma de pecho”, de este modo la lactancia complementaria se puede prolongar en el tiempo ya que se acompaña de un habito de higiene oral adecuado.

Como Higienista Dental puedes ayudar a tus pacientes a prevenir esta patología mediante la educación para la salud bucodental, ofreciendo los consejos adecuados para prevenir su aparición:

 

  • Intentar evitar la alimentación nocturna (biberón o pecho) a partir de la erupción del primer diente o, en su defecto, realizar la higiene bucal siempre después de las tomas.
  • Indicar a los papas levantar el labio superior del bebé al menos una vez al mes, para buscar signos iniciales de caries.
  • Evitar el uso del biberón con líquidos que no sean agua.
  • Nunca mojar el chupete en líquidos azucarados, azúcar o miel.
  • Eliminar alimentos con sacarosa entre comidas.
  • Reducir al máximo la ingesta de “azucares ocultos”: zumos industriales, bollería industrial (croissants, galletas), yogurts líquidos, pan de molde suave, snacks dulces o salados, bebidas de cola, bebidas gaseosas, etc. La OMS recomienda no dar azucares refinados antes de los dos años de edad y en cualquier caso siempre deben tener un “consumo inteligente” acompañado de una eficaz higiene oral.
  • Es obligado comenzar la higiene de los dientes, con cepillo dental, coincidiendo con la erupción del primer diente temporal o “de leche” (Guia de salud bucodental para padres).

 

 

 

2 comentarios


  1. // Responder

    Muy buen artículo y una guía para los papis muy currada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *